La importancia de los marcadores del discurso


Hace un mes justo que tuve la ocasión de participar en el XIII Coloquio Internacional de Lingüística Iberorrománica, que se celebró en la Universidad Católica de Lovaina. Aprovecho que lo menciono para agradecer públicamente a los organizadores, y en especial a la Dra. Nicole Delbecque y al Dr. Bert Cornillie,  lo magníficamente bien que prepararon todo y el maravilloso trato recibido. La verdad es que nos sentimos como en casa.

Muchos fueron los temas que se trataron en este coloquio, pero hubo uno que me llamó especialmente la atención y del que he decidido postear. Se trata de la investigación de un grupo de lingüistas de la Universidad de Heidelberg, de entre los que quizá podamos destacar al Dr. Loureda. El objetivo de esta investigación era considerar el valor informativo que presentan los denominados marcadores del discurso en la interpretación de los enunciados, en aras de cuantificar hasta qué punto estos elementos han de ser relevantes para la labor cotidiana de la traducción.

Para contestar a la pregunta planteada, estos investigadores utilizan la técnica del eye tracking, cuantificando el tiempo en el que el ojo se detiene en dichos marcadores (comparado con el tiempo de detención en otras zonas del discurso leído) y la distancia recorrida por el ojo una vez que se “desengancha” de dicho marcador (en las denominadas “sacadas”). Así mismo, se cuantifica cuántas veces se detiene el ojo a lo largo del texto.

Los resultados derivados de la investigación de estos lingüistas son más que interesantes. A diferencia de la opinión de muchos especialistas en traducción que no daban importancia a este tipo de unidades discursivas, este estudio parece probar que al interpretar el discurso los marcadores tienden a ocupar una posición importante, generando sacadas muy pronunciadas y aligerando la carga informativa del texto (propiciando menos cantidad de detenciones que en el mismo texto sin dichos marcadores). Para leer más sobre este estudio, se puede acceder online a un artículo de este autor.

Más allá de lo interesante que resulta en si mismo el resultado de la investigación, el motivo por el que me he decidido a postearlo es que resulta significativo cómo las técnicas de la neurociencia se van imponiendo poco a poco en todos los niveles de la lingüística, ayudándonos a entender de forma más precisa la naturaleza de nuestra capacidad del lenguaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: