Zaragoza recoge el testigo


Tal y como ya anuncié en un post anterior, del 21 al 23 de junio se celebró en Valladolid el IX Congreso del Área de Lingüística General. Fueron tres días intensos, de convivencia y de discusión científica que, como siempre, sirven de aliciente para seguir investigando y trabajando.

Para la memoria quedan muchos buenos momentos, de los que personalmente destaco tres: la estupenda y sugerente charla de Victoria Escandell sobre los evidenciales; las palabras de Juan Carlos Moreno, reivindicando el estudio de las lenguas de signos y las de Carmen Junyent, reflexionando sobre si en el siglo XXI realmente hemos superado o no los tópicos y prejuicios del XIX.

Quiero desde aquí dar las gracias a los anfitriones por su buen hacer y aprovecho la ocasión para anunciar que Zaragoza recoge el testigo y se pone ya a trabajar en el próximo Congreso de Lingüística General (el décimo), que tendrá lugar durante la primavera de 2012.

Anuncios

4 comentarios

  1. ¡Qué interesante!
    Me gustaría que pudieran ampliar los comentarios entorno al estudio de la lengua de signos de Juan Carlos Moreno.

    Saludos desde Durango
    Edgar Córdova

  2. Gracias, Edgar. La intervención de Juan Carlos Moreno fue muy interesante, pues dijo que la facultad del lenguaje se manifiesta en dos modalidades (la oral y la de signos) y que por tanto si queremos entenderla necesitamos conocer ambas modalidades. Dado que las lenguas orales están infinítamente más estudiadas que las de signos, lo que dijo fue que es absolutamente necesario que los lingüistas dejemos lo que estamos haciendo y nos dediquemos al estudio de las lenguas de signos para reconsiderar todo lo que creemos saber sobre el lenguaje.

  3. Muchas gracias por la respuesta.
    Coincido plenamente con Juan Carlos Moreno. De hecho, las metáforas que producen en la lengua de signos son totalmente corporales. Y aparecen muchos esquemas de imágenes.

    Por otro lado, para que los sordos estudien en la Universidad hace falta estudiar cómo se construye el discurso especializado en la lengua de signos y su vinculación con el español.

    Puesto que usan la Lengua de signos para interacciones cotidiana (no lejos de lo que nosotros los hablantes hacemos), entonces cómo pasar de este uso a un uso académico. Es decir, situaciones de interacción para aprender.

    En mi experiencia, cuando los estudiantes sordos escribieron una cuento, le costo mucho trabajo escribir un dialogo que no sólo recreara las interacciones cotidianas. Para que en futuro las comunidades sordos tengan profesionistas: licenciados, psicólogos, doctores, etc.

    Por último, ¿cómo puedo contactar al Profr. Juan Carlos Moreno?

    Saludos desde Durango

  4. Perdona el retraso, Edgar; el veranito adormece mis neuronas. El correo electrónico de Juan Carlos es público. Lo encontrarás en el directorio de la Universidad Autónoma de Madrid.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: