Hoy hace un año: junio de 2009


El 4 de junio de 2009 ZARAGOZA LINGÜÍSTICA contó con la presencia de la Dra. Luna Filipovic, de la Universidad de Cambridge, que vino a presentarnos la charla: “El uso de la lengua y la memoria monolingüe y bilingüe: Inglés vs. Español”. El resumen que antecedía a su ponencia era el siguiente:

¿Influye la lengua que hablamos a la hora de recordar ciertas experiencias? Esta es la pregunta fundamental que discutiremos en esta charla con respecto a una experiencia universal: el movimiento.
En trabajos anteriores sobre tipología semántica, se ha demostrado que los hablantes de lenguas como el inglés o el español se fijan en diferentes elementos cuando tienen que describir el movimiento. En español, las construcciones con verbos de direccionalidad (salir, bajar…) son los típicos, mientras que la frecuencia y la variedad de los verbos de manera de movimiento es marginal y limitada. En inglés, en cambio, se prefiere el uso de los verbos de manera de movimiento (run, crawl, stumble…). Las consecuencias de estas diferencias se pueden notar en las traducciones: de español a inglés a veces se incluye información sobre la manera que no existe en los textos origen, pero de inglés a español ocurre justamente lo contrario, se omite. Lo interesante, sin embargo, es que estas diferencias van más allá del propio uso de la lengua como, por ejemplo, en el proceso de comprensión de testigos en los tribunales. Se ha demostrado que la presencia/ausencia de información sobre la manera de movimiento puede influir en cómo se entienden y se traducen los testimonios de español a inglés. En esta charla vamos a hablar de distintos experimentos psicolingüísticos que prueban si hay o no diferencias en la memoria sobre los eventos de movimiento. Basándonos en los datos obtenidos de tres experimentos diferentes con hablantes monolingües y bilingües de inglés y español, mostraremos qué aspectos en el uso de la lengua y la memoria son universales, y cuáles están basados en las lenguas individuales.

El tema del movimiento es especialmente querido en el entorno de Sylex. A él dedicamos una de las sesiones de nuestras primeras Jornadas de 2008 (la desarrollada por nuestros compañeros Iraide Ibarretxe y Paco Hernández). Y en el seminario permanente de ZL, ni era la primera vez que se trataba de este asunto, ni tampoco iba a ser la última. Unos meses antes, la dra. Rosario Caballero nos había hablado del “movimiento ficticio” y del “movimiento metafórico” en distintos géneros discursivos (el de la cata de vino, el de los deportes y el de la arquitectura). Un año después, el dr. Cuartero vendría a cuestionar las tradicionales clasificaciones de este tipo de verbos, contrastando el comportamiento del español y del alemán. Y ayer mismo la dra. Caballero nos hablaba de recursos docentes para la enseñanza de este tipo de verbos en el aula de inglés.

Lo que singularizó, pues, la charla de la Dra. Filipovic no fue tanto el objeto de estudio, sino el modo de abordarlo, pues la reflexión sobre las diferencias lingüísticas en este ámbito (puedes leer su libro sobre el movimiento) le llevaría a experimentar cómo funciona la memoria de los hablantes al respecto. Y, además, se presentaba junto a una aplicación más que práctica: la traducción en el ámbito de la lingüística forense, donde lo que se pone en juego no es sólo conocer las lenguas naturales, la capacidad lingüística o incluso nuestro sistema cognoscitivo, sino que puede llegar a ser la libertad de un ser humano que está siendo juzgado. Los ejemplos que nos trajo fueron más que interesantes, con el valor añadido de ser de primera mano. Nos habló fundamentalmente de los problemas de traducción (español-inglés) en los juicios norteamericanos y cómo no es lo mismo, por ejemplo, que “alguien se te cayera” a que “you dropped somebody”, aunque sólo sea porque sólo en inglés es ambigua la intencionalidad.

Personalmente he de decir que la charla de la dra. Filipovic me hizo ver cómo los estudios sobre la naturaleza del lenguaje tienen una utilidad práctica y cómo la lingüística aplicada y la lingüística teórica necesariamente deben caminar juntas en este empeño de trabajar con el lenguaje. Es una buena moraleja para una charla de jueves, y le doy las gracias por haberla transmitido de forma tan clara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: